¿Qué es la Humidificación con Calor? 

Nuestros pulmones funcionan mejor si reciben aire que esté a 37 grados y 100% saturado de agua. Como el aire que respiramos no está a esta temperatura o humedad, debe calentarse y humedecerse antes de introducirse en los pulmones. Esta es la función de las vías respiratorias nasales.

Cuando se utiliza la CPAP, la capacidad de las vías respiratorias nasales para añadir esta temperatura y humedad puede saturarse. El organismo intenta calentar más el aire enviando más sangre a los vasos sanguíneos de la zona nasal para transferir calor. Esto provoca un incremento en la resistencia nasal o, de forma más visible, en la congestión nasal. Con una nariz congestionada, respirar con la CPAP es mucho más difícil e incómodo.

Para evitar esta congestión nasal, puede utilizar un humidificador con calor con el tratamiento CPAP. El humidificador con calor es una cámara llena de agua situada sobre una placa de calentamiento. El aire procedente de la CPAP pasa por la superficie del agua caliente de la cámara antes de ser suministrado a las vías respiratorias. Las vías respiratorias nasales ya no se saturan, y se evita la congestión nasal.

Los humidificadores con calor pueden adquirirse como una pieza independiente que se conecta a un dispositivo CPAP a través de un tubo o, como alternativa, algunos CPAP pueden adquirirse con humidificador integrado (ver abajo).

¿Por qué es importante?

 

Prevenga síntomas nasales innecesarios con la humidificación con calor

Cuando respiramos, nuestras vías respiratorias calientan y humedecen el aire que entra en los pulmones. Unos pulmones sanos funcionan en condiciones muy específicas (37 °C de temperatura y 100% de humedad) Si alguna vez nos exponemos a aire que esté demasiado frío o seco para los pulmones, la nariz intenta añadir temperatura y humedad, pero al hacerlo puede saturarse. Como resultado, experimentamos síntomas en nariz y garganta como la irritación o sequedad en la garganta, congestión nasal, goteo nasal o, en casos extremos, sangrado nasal.

Durante la terapia CPAP, hasta un 75% de los usuarios experimenta estos efectos secundarios como resultado del aire seco de la CPAP. La humidificación con calor es un complemento importante de la terapia CPAP para prevenir estos molestos síntomas.

Los pioneros en la tecnología de humidificación

Fisher & Paykel Healthcare fue la primera en introducir la humidificación con calor en la terapia CPAP a principios de los 90. Gracias a nuestros profundos conocimientos sobre ventilación en la unidad de cuidados intensivos, descubrimos la importancia que tiene el suministro de aire en las condiciones adecuadas. Por tanto, adaptamos nuestra avanzada tecnología de humidificación en cuidados intensivos para integrarla en un humidificador con calor muy sencillo que se pudiera utilizar en casa con la CPAP.

Mediante exhaustivas investigaciones y educación, Fisher & Paykel Healthcare ha convencido a la comunidad de las terapias del sueño de las ventajas que ofrece la humidificación con calor. Actualmente, ofrecemos una amplia gama de unidades CPAP integrada con una avanzada tecnología de humidificación.