Consejos para un Sueño Reparador

Intente acostarse y levantarse siempre a la misma hora. 

Cada persona necesita un número diferente de horas de sueño cada noche para sentirse descansada. La media se encuentra entre 5 y 7 horas. Debe intentar irse a la cama y levantarse a la misma hora todos los días para garantizar que sigue un buen patrón de sueño. 

Haga al menos 20 minutos de ejercicio 3 veces por semana. 

Mantener activo el cuerpo le mantiene sano y ágil, a la vez que mejora la calidad del sueño y la calidad de vida. Lo mejor es hacer ejercicio durante el día o a primera hora de la tarde, y no las últimas 3 horas antes de acostarse.

Evite la cafeína poco antes de acostarse.

La cafeína es un estimulante y, por tanto, produce un efecto de alerta. El efecto de la cafeína puede durar entre 3 y 5 horas e, incluso, aunque no crea que la cafeína le afecta, puede estar perturbando o cambiando la calidad del sueño. 

Utilice el dormitorio solo para dormir. 

Lo mejor es mantener el material de trabajo, los ordenadores y los televisores fuera del entorno de descanso. Esto refuerza el vínculo entre la cama y el sueño. 

Absténgase de comer 2 horas antes de acostarse

El metabolismo se ralentiza durante el sueño, lo que da tiempo al estómago a digerir la comida más reciente antes de disminuir el ritmo durante la noche. 

Asegúrese de que el entorno de descanso seafresco, tranquilo y oscuro. 

Estas condiciones mejoran la calidad del sueño.