¿Qué es SAOS?

Durante el sueño normal, la mayoría de nuestros músculos están relajados; sin embargo, los músculos que controlan las vías respiratorias mantienen cierta tonicidad muscular para que las vías respiratorias continúen abiertas y podamos respirar.

En algunos casos, los músculos de las vías respiratorias se relajan demasiado, haciendo que la vía respiratoria se estreche ligeramente. Un aplastamiento parcial suele provocar ronquido. El ronquido es el sonido generado por las partes blandas/flexibles de la garganta que vibran cuando pasa el aire durante la respiración. Durante el ronquido, las vías respiratorias se estrechan ligeramente, pero sin reducir seriamente el flujo de aire mientras respiramos.

Apneas, hipopneas y SAOS

De forma similar, en las personas con SAOS, los músculos de las vías respiratorias se relajan demasiado; sin embargo, su estrechamiento es más significativo que durante el ronquido, y causa una reducción ligera o total del flujo de aire hacia los pulmones. Un aplastamiento parcial de las vías respiratorias asociado a una reducción del flujo de aire se denomina "hipopnea". Un aplastamiento completo de las vías respiratorias asociado a un cese total del flujo de aire hacia los pulmones se denomina "apnea".

Cuando las vías respiratorias se bloquean, las personas que padecen de SAOS se despiertan parcial o totalmente para volver a respirar. Esto puede ocurrir hasta varios cientos de veces durante la noche, causando una interrupción grave del sueño y somnolencia durante el día. Normalmente, la persona que está durmiendo ignora totalmente estos repetidos despertares y es la persona que duerme a su lado la que observa estos esfuerzos para respirar durante el sueño. Sin embargo, algunas personas pueden experimentar una sensación de asfixia o dificultad en la respiración. Un SAOS no tratado puede provocar graves problemas de salud, como hipertensión, infartos o accidentes cerebrovasculares. La somnolencia durante el día también puede dar lugar a accidentes de tráfico o laborales.

(Los términos hipopnea y apnea vienen de las palabras griegas "HYPO", que significa por debajo de lo normal, "A", que significa ausencia o falta de, y "PNEA", que significa respirar, literalmente "respiración por debajo de lo normal" y "ausencia de respiración").

Síntomas del SAOS

  • Ronquido fuerte
  • Observación de apneas/sensación de asfixia durante el sueño
  • Excesiva somnolencia durante el día
  • El acompañante refiere pausas en la respiración
  • Dolores de cabeza matutinos
  • Perturbaciones del sueño
  • Depresión
  • Falta de concentración
  • Pérdida de memoria
  • Disfunción sexual