El viaje de Carlitos hacia la salud

Carlitos empezó su vida demasiado temprano.  Con solo 720 gramos, su vulnerabilidad era evidente. Su preocupado padre podía incluso poner su anillo de bodas en el tobillo de Carlitos.

Gracias a un equipo asistencial dedicado y soluciones avanzadas de tratamiento respiratorio, Carlitos estaba bien y en casa sólo 60 días después de no poder empezar a respirar espontáneamente.

La humedad óptima jugó un papel importante en la recuperación de Carlitos. En cada paso de este viaje, la humedad ayudó a lograr el menjor desenlace clínico, aumentando el confort ayudando a Carlitos a crecer y a desarrollarse.

El viaje de Carlitos hacia la salud es un milagro de la medicina moderna. También es una historia familiar, ya que todos los días, en todo el mundo, miles de pequeños Carlitos reciben asistencia respiratoria para salvar sus vidas.

Desde la primera respiración de Carlitos,los cuidados respiratorios continuados de F&P para lactantes facilitaron la transición desde unos pulmones inmaduros y asistidos a la independencia respiratoria. He aquí cómo:

Toby's Timeline
 

Día 1

Carlitos no respiraba al nacer y tuvo que ser reanimado de manera segura con una pieza en T. Para proteger los delicados pulmones de Carlitos se utilizaron presiones precisas y controladas. Una vez en la UCI neonatal, Carlitos comenzó su tratamiento de 22 días con ventilación invasiva.

Dias 1 - 22

La humedad óptima fue de gran ayuda en esta fase, ayudando a la defensa de las vías respiratorias y la ventilación de Carlitos. Afortunadamente, Carlitos pudo recibir el contacto de las enfermeras y sus padres, creándose los importantísimos lazos afectivos. Una vez que Carlitos pudo respirar espontáneamente, fue retirado a la CPAP.

Dias 22 - 34

La presión positiva continua (CPAP), combinada con la humedad óptima mejoró su asistencia respiratoria y protegió sus pulmones. Después de 12 días, Carlitos empezó a alternar CPAP y flujos nasales altos a través de una cánula nasal. ¡El método canguro podría comenzar al fin!

Dias 35 - 41

El alto flujo nasal ayudó a aliviar la presión en la delicada nariz de Carlitos. Pronto pudo ser trasladado a una habitación de cuidados mens críticos con flujo nasal alto a 4 L/min. La combinación de la humedad óptima y la cánula nasal sirvió para administrarle mayores flujos de oxígeno de forma más confortable y eficaz de lo que habría sido habitual.

Dias 42 - 60

Tras una semana con alto flujo nasal, Carlitos fue retirado a terapia de oxígeno de flujo bajo. El aporte de humedad óptima mejoró la comodidad de Carlitos y optimizó su expulsión mucociliar. ¡Una vez que se establecieron las rutinas de alimentación, un prometedor Carlitos y sus padres dijeron adiós emocionados al personal de la UCI neonatal!

Nota: Aunque los nombres e imágenes han sido cambiados para proteger la identidad de la familia, este material se basa en hechos reales.