Resumen de la terapia

Alto flujo nasal (NHF) 

El NHF es un modo de asistencia respiratoria no invasiva que administra altos flujos de aire y oxígeno mezclados a través de una cánula nasal.1

¿Cómo funciona la terapia de NHF?

El NHF es una terapia basada en flujo que ha sido diseñada para ser un sistema abierto que normalmente cuenta con una fuente de flujo que mezcla el aire y el oxígeno, un humidificador para calentar y humidificar la mezcla de gases y un circuito y una interfaz para administrar gas humidificado al paciente. Es importante establecer el tamaño adecuado de la cánula nasal para asegurar que se mantiene un sistema abierto.
 

El NHF se asocia con una gama de mecanismos de acción y beneficios fisiológicos asociados

Mechanism of Action
Reduces Anatomical Dead Space

Reduce los espacios muertos anatómicos

El mecanismo de acción principal del alto flujo nasal (nHF) es el lavado del espacio muerto anatómico en la cavidad nasofaríngea.2

El flujo continuo de gases fluye por las vías respiratorias superiores con gas oxigenado y limita la reinhalación de dióxido de carbono (CO2), lo que, en última instancia, mejora el intercambio de gases en los pulmones.2,3


Animación que muestra la administración del NHF y el flujo de CO2 desde las vías respiratorias superiores, reduciendo el volumen del espacio muerto anatómico.
estudio fisiológico de Milesi et al. 2013

Administra presión positiva dinámica de las vías respiratorias

Con NHF, se prescribe y se establece un flujo. Como consecuencia de ese flujo, se genera un nivel de presión positiva dinámica de las vías respiratorias que depende de distintos factores, como el peso del lactante, el caudal establecido y la oclusión de las narinas.4

Por lo tanto, es importante asegurarse de que la cánula nasal no crea un sellado en las marinas, manteniendo así el NHF como un sistema abierto.

Se ha demostrado que la presión positiva dinámica de las vías respiratorias asociada al NHF reduce el esfuerzo inspiratorio y respiratorio en comparación con la terapia de oxígeno estándar.5-7 El esfuerzo respiratorio es la fuerza necesaria para expandir los pulmones en contra de sus propiedades elásticas.

 

Mejora la hidratación de las vías respiratorias

El NHF administra una mezcla calentada y humidificada de aire y oxígeno que mantiene la mucosa nasal y mejora la función mucociliar.8

El NHF reduce la sequedad de la mucosa y las lesiones y mejora la expulsión de secreciones en comparación con la terapia de oxígeno estándar.9 Las normas del consenso afirman que el NHF siempre debe estar calentado y humidificado de forma adecuada.10,11
Oxígeno suplementario

Oxígeno suplementario

El NHF se diferencia de la terapia de oxígeno estándar en el hecho de que puede administrar con precisión FiO2 prescrito cuando el caudal establecido alcanza o supera la demanda inspiratoria pico de un paciente.12,13

El FiO2 es la proporción de oxígeno en el aire que se inhala.13 Además de la capacidad de administrar FiO2 con precisión, los mecanismos combinados del NHF conllevan una mejora en el estado de oxigenación.14-16

Mayor bienestar del paciente

Como el NHF es un sistema abierto, es suave en la nariz.

En comparación con la presión positiva continua de las vías respiratorias, el NHF mejora el bienestar del paciente, la distensibilidad y la tolerancia a la terapia.17,18 El NHF también está asociado con una reducción importante de las tasas de trauma nasal.19-22

Para evaluar el bienestar del paciente, se han usado medidas objetivas en los estudios, tales como la frecuencia cardíaca, las expresiones faciales y el movimiento.18

Aplicaciones basadas en evidencia del NHF

Existe una base de pruebas bien establecida que describe cómo se puede usar el NHF para ayudarle al paciente en su trayectoria por el hospital.
Obtenga más información sobre las aplicaciones del NHF en distintos pacientes.

.