Resumen de la terapia

Presión positiva de las vías respiratorias (CPAP)

La terapia CPAP es un modo bien establecido de asistencia respiratoria no invasiva para pacientes que respiran de forma espontanea. 

¿Cómo funciona la CPAP?

La terapia CPAP administra una mezcla de aire y oxígeno calentada y humidificada y genera una presión distendida continua en todo el ciclo respiratorio mediante una interfaz sellada.1,2
Es importante seleccionar una interfaz del tamaño correcto para obtener un sellado adecuado. Las cánulas binasales cortas o la máscara nasal son los tipos de interfaces más comunes para administrar CPAP.3

La CPAP de burbujas, un modo de terapia CPAP, puede ofrecer beneficios adicionales a pacientes generando oscilaciones de presión que pueden mejorar el intercambio de gases y la expulsión de dióxido de carbono (CO2).Se crea un sellado subacuático sumergiendo el tubo espiratorio en agua con una profundidad variable. El gas que sale del tubo espiratorio produce burbujas que, después, generan oscilaciones de presión. Se puede usar la CPAP tanto en fases agudas como de recuperación del síndrome de dificultad respiratoria (SDR).5,6 

Hay varios beneficios y mecanismos de acción bien documentados asociados a esta terapia.
Mantiene la capacidad residual funcional

Mantiene la capacidad residual funcional (CRF)

La CPAP mejora el reclutamiento del volumen pulmonar y ayuda a establecer y mantener una CRF adecuada.1,7,8   

La CRF es el volumen de aire que permanece en los pulmones tras una fase de espiración habitual. Este volumen es importante para mantener los pulmones abiertos después de la exhalación. Se ha demostrado que la CPAP aumenta el volumen de aire que permanece en los pulmones tras una fase espiratoria habitual, lo que ayuda a mantener los pulmones abiertos.1,7

Ya en los años 70, la CPAP demostró que podría restaurar la CRF, mejorar la hipoxemia, reducir la resistencia vascular pulmonar y conservar el surfactante.9,10
 
La CPAP reduce el esfuerzo respiratorio

Reduce el esfuerzo respiratorio

La terapia CPAP puede mejorar el esfuerzo respiratorio reduciendo la energía necesaria para expandir los pulmones para respirar.7,11,12

El esfuerzo respiratorio es la fuerza necesaria para expandir los pulmones en contra de sus propiedades elásticas. Se ha demostrado que la CPAP aumenta el volumen pulmonar espiratorio final, lo que ayuda a descargar los músculos inspiratorios y reducir el esfuerzo respiratorio.7,11,12
La CPAP reduce la necesidad de ventilación mecánica

Disminuye la necesidad de ventilación invasiva

El uso de la CPAP de manera aislada o en combinación con el surfactante cuando se usa como una forma de asistencia respiratoria primaria se ha asociado a una menor necesidad de intubación y ventilación invasiva.13,14 

La ventilación invasiva puede salvar vidas, sobre todo en bebés prematuros nacidos con menos de 30 semanas de edad gestacional con síndrome de dificultad respiratoria (SDR). Sin embargo, puede contribuir a aumentar las tasas de neumopatía crónica. Las desventajas asociadas de la ventilación invasiva han traído consigo el desarrollo de más estrategias de ventilación invasiva, como la terapia CPAP.3 Distintas investigaciones han demostrado que la CPAP se puede usar como una alternativa para la intubación rutinaria y la ventilación invasiva en neonatos con SDR.15,16
La CPAP de burbujas genera oscilaciones de presión



La CPAP de burbujas genera oscilaciones de presión

Las oscilaciones de presión generadas durante la terapia de CPAP de burbujas producen vibraciones similares a la ventilación de alta frecuencia que pueden mejorar el intercambio de gases y la expulsión del CO2.4

Ciertos estudios han demostrado que estas oscilaciones de presión se transmiten hacia abajo por las vías respiratorias hasta llegar a los pulmones.4,17

 
CPAP en neonatos

La CPAP se puede utilizar en neonatos con SDR

Ciertos ensayos aleatorizados controlados y revisiones sistemáticas han evaluado el uso de la CPAP como asistencia respiratoria primaria y de posextubación para neonatos prematuros y de bajo peso con SDR, tanto en la fase aguda como en la de recuperación de este trastorno. 3,5,6

En neonatos prematuros, el SDR es el trastorno más común para el cual se ha aplicado la CPAP desde la década de los 70.18,19 Varios estudios, incluidos ensayos aleatorizados controlados y revisiones sistemáticas, han evaluado el uso de la CPAP como modo de asistencia respiratoria para neonatos prematuros y lactantes con SDR. Estos estudios demuestran que la CPAP es un modo efectivo de asistencia respiratoria para neonatos con SDR.3,13,20-22

La CPAP mejora la hidratación de las vías respiratorias

Mejora la hidratación de las vías respiratorias

Durante la terapia CPAP se genera una presión distendida continua en todo el ciclo respiratorio y se administra una mezcla calentada y humidificada de aire y oxígeno.

El gas calentado y humidificado es un aspecto importante de la administración de la terapia CPAP, ya que ayuda a los mecanismos de defensa naturales, mantiene la mucosa de las vías respiratorias y la función mucociliar y promueve la conservación de energía para el crecimiento y el desarrollo.23,24

.