Nuestras interfaces han sido diseñadas para adaptarse a las delicadas características anatómicas y a los requisitos de caudal de neonatos, lactantes o niños.

Resumen de la terapia

Cuidados fáciles, flujo eficaz

Optiflow™ Junior es un sistema revolucionario para administrar de forma sencilla y eficaz la terapia de oxígeno a lactantes con distrés respiratorio y puede reducir la necesidad de CPAP e intubación en algunos escenarios clínicos.

Mediante la combinación de la cánula nasal de contorno anatómico y el confortable flujo humidificado, sus pacientes neonatales y pediátricos pueden recibir el oxígeno vital y flujo de apoyo con menos complicaciones para los médicos, mayor eficacia para los pacientes y más comodidad para los padres.

Tradicionalmente, el oxígeno sin humidificar se ha limitado a 2 a 4 L/min debido a los problemas relacionados con la tolerancia y el traumatismo de la vía respiratoria superior.

Al complementar el flujo de gas con humedad óptima, 37 °C, 44 mg/L, estos problemas se limitan y se puede administrar una amplia gama de flujos y concentraciones de oxígeno.
 


 

Los lactantes en terapia de oxígeno pueden ser más activos que los que tienen una asistencia respiratoria más estricta. Asimismo, tienen una piel muy delicada en la zona de la nariz. La combinación de humedad óptima y Optiflow ha demostrado ser una opción de tratamiento cómoda, eficaz y bien tolerada.

Interfaces de lactantes para Optiflow™

Circuito respiratorio Optiflow™ Junior
Circuito respiratorio Optiflow™ Junior
Optiflow Junior constituye un revolucionario avance entre la terapia de oxígeno de bajo flujo y la CPAP.

Beneficios De La Terapia Optiflow
Con Humedad Óptima

Lactante Médico
Más cómoda y tolerable que otras terapias respiratorias Puede reducir la necesidad de CPAP
RSe recibe un nivel más preciso de oxígeno. Puede reducir la necesidad de intubación
Reduce el esfuerzo respiratorio Facilidad de configuración y mantenimiento
Permite una mayor interacción con los padres y los médicos (cuidados orientados al desarrollo) Más control y flexibilidad en la administración de una fracción de oxígeno inspirado (FiO2)
Mayores posibilidades de recibir un flujo de oxígeno ininterrumpido Mejor sujeción en el lactante
Menor riesgo de traumatismo en las vías respiratorias superiores Se puede reducir la sedación al sentirse más cómodo el lactante
Alimentación más sencilla Puede reducir la duración de la estancia hospitalaria